LOS TRES RELOJES PARADOS DE SAX (3): El de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción


Nos hemos referido en esta serie de “Los tres relojes parados de Sax” a tres magníficas joyas de la relojería sajeña, como son el de la estación, de 1858, el de la Colonia Agrícola de Santa Eulalia, de finales del XIX o principios del XX, y ahora, el más significativo, uno de los relojes que se encuentra en una de las cuatro caras de la torre campanario de Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Sax.

La torre en sí es una maravilla, tanto arquitectónica como artística, y dentro esconde grandiosos tesoros de la historia sajeña que iremos mostrando poco a poco. A pesar de esto, un reloj se encuentra en la fachada oeste de la iglesia, parado, pero que significa una obra de considerable valor.

No nos referimos a ninguna de las otras tres esferas colocadas en el campanario en el año 1947, sino a un único testigo del paso del tiempo que ni se atrasa ni se acompaña del grandioso sonido de las campanas, sino que se encuentra formando parte indivisible de los muros de la torre campanario de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción.

Al reloj que nos referimos es el que se encuentra grabado en la piedra, en los mismos sillares que conformar la torre,  con una esfera compuesto por unos grandes números romanos y otra interna punteada. se encuentra fechado en 1780, según la web que ponemos al principio (de donde procede la fotografía). Es casi contemporáneo de la gran reforma que se acometió en 1787 para la ampliación del templo.

Su función era informar de la hora, claro está, pero no miraba hacia la zona más poblada de Sax, que sería la parte noreste, sino hacia el camino de Murcia y su confluencia con los de Elda y Salinas, zona que luego sería la plaza del parador, y la zona de la huerta.

Una gran parte de nuestros antepasados vivió observando las horas de este reloj y siguiendo el ritmo de sus saetas y de los toques de las campanas, con tal de enterarse del paso del tiempo o de saber lo que ocurría en Sax, sobre todo entierros o misas especiales, mientras que ellos trabajaban en el campo.

Los tres relojes que hemos analizado en esta serie están ahí ya formando parte del paso de la historia, pero hemos visto que forman parte de nuestra historia y de nuestro patrimonio, aunque se encuentren parados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s