LA PIPA ALMOHADE DE SAX, EL MIEDO A LA ARQUEOLOGÍA Y EL DÍA INTERNACIONAL DE LA ARQUEOLOGÍA


¿Sabes lo que hacen los arqueólogos? Recuperar los restos materiales de nuestro pasado. En Sax pocas veces se han efectuado estudios arqueológicos en profundidad. No sabemos ni entendemos las razones por las que no se efectúan estudios arqueológicos en Sax, pero hace pensar en el miedo de lo que se pueda descubrir. Hay que dejar claro, como siempre, que estudios arqueológicos en este territorio podrían tener beneficios para Sax, tanto cultural como económicamente. Tanto las excavaciones como la posible puesta en valor de los restos supondría la creación de riqueza endógena y la visita de gente de fuera. (En la Revista Interactiva del Museo Virtual de la Villa de Sax están reflejados los estudios que se han efectuado)

Pipa Almohade (Pérez, 2005)

Pipa Almohade (Pérez, 2005)

Yacimientos hay unos cuantos en Sax, reconocidos en distintas publicaciones, y estudiarlos pondrían a Sax en el mapa de la arqueología. Para esto se pueden solicitar, o hasta hace poco tiempo era así, unas ayudas, además de que las intervenciones las pueden dirigir desde la Universidad de Alicante, desde donde pueden hasta formar nuevos arqueólogos. Más hubiéramos querido los arqueólogos sajeños que excavar en nuestro pueblo, sentir que estamos haciendo y descubriendo nuestra historia, pero nos hemos tenido que ir a otras poblaciones vecinas a poder excavar.

Hoy queremos reivindicar el trabajo del arqueólogo y las posibilidades que tendría de trabajo en Sax. Queremos destacar un trabajo, sobre los que se han hecho, y es el de Luz Pérez Amorós, publicado en la Historia de Sax en el 2005. Aquí expone los resultados de su trabajo de prospección arqueológica en la mitad oriental de Sax y nos presenta una pequeña pieza que puede decir muchas cosas.

La pipa almohade se encontró en Casita Vieja, una finca de camino a Castalla. Es una pieza que presenta una decoración impresa e incisa y el tramo donde se insertaría la caña para fumar. Tiene paralelos en el castillo de la Atalaya de Villena, por ejemplo, pero sobre todo destacar el reflejo que hace de la vida cotidiana de los musulmames en Sax que cultivarían sus tierras y vivirían tan tranquilamente aquí hasta que llegó Artal de Alagón a intentar conquistar estas tierras para la corona de Jaime I. Artal de Alagón fue el aviso de que algo ocurría en sus tierras y que que estaba llegando el cambio. A partir de ese momento, la vigilancia de los campos y de sus viviendas sería algo cotidiano, hasta que un año después Jaime I atacaría definitivamente Sax y la conquistaría para su reino, por poco tiempo.

Un dato curioso de esta pieza arqueológica es que consumían hachís, restos de lo cual se encontraban en las cenizas que perduraban en la cazoleta.

Esta pieza formaría parte de la exposición permanente del Museo de la Villa de Sax, donde se contextualizaría y se pondría en valor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s