EL ÚLTIMO TESORO. LA PALMERA DE LA PLAZA DE ALBERTO SOLS (Día Internacional del Medio Ambiente)


Monumental, maltratada a veces, fotografiada en multitud de ocasiones. La palmera de la plaza de Alberto Sols parece estar indemne a la infección mundial que ha supuesto la plaga del picudo rojo, el escarabajo que devora a las palmeras datileras. Pero ¿Qué hace ahí esa palmera?

La palmera de la plaza de Alberto Sols de Sax

La palmera de la plaza de Alberto Sols de Sax

Para adivinar lo que hace en ese lugar, en medio de una pequeña plaza, este gran ejemplar de palmera, debemos remontarnos al siglo XIX. Un tren, el primero, en 1858, unió Alicante con Madrid, haciendo que pudiéramos comercializar nuestros vinos tanto hacia la costa como hacía el interior de España. 

Esto trajo a Sax muchas riquezas, tantas que se comenzó a urbanizar la zonade la Calle Mayor con grandes viviendas de los terratenientes importantes, además de encontrarse aquí las principales bodegas y de colocarse farolas y árboles. 

La palmera de la plaza de Alberto Sols desde la plqza de Buenavista, o de la fuente del cura

La palmera de la plaza de Alberto Sols desde la plqza de Buenavista, o de la fuente del cura

Dentro de las viviendas, sobre todo las de la parte sur de la calle Mayor, existía un espacio destacado. Este era el patio, que servía como improvisado salón de verano para recibir a los invitados y realizar animadas tertulias, pero también como zona de paseo. Este espacio se decoraba con fuentes, parras o, sobre todo, palmeras datileras. Esta pieza botánica se encuentra en una plaza, actualmente, pero en origen estaba en el patio de la vivienda que ahora ocupan las escaleras que bajan desde la calle Mayor a este espacio.

La palmera de la plaza de Alberto Sols de Sax. Sol contra sol

La palmera de la plaza de Alberto Sols de Sax. Sol contra sol

Esta palmera es la última superviviente de  las que decoraron las casas de la calle Mayor en esos años, pero también es la que sobrevivió a las que se encontraban en la plaza Cervantes, entonces plaza del Parador, colocadas en la misma época como reflejo de exotismo. 

La palmera de la plaza de Alberto Sols de Sax y el espacio que ocupó la casa original, donde están las escaleras

La palmera de la plaza de Alberto Sols de Sax y el espacio que ocupó la casa original, donde están las escaleras

Por ello, queremos proponer que se declare monumento, aunque en Sax de poco sirve esa consideración, para que la institución pertinente pueda saber de su importancia como último tesoro botánico del siglo XIX de Sax que es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s