¡VIAJEROS AL TREN! Las dos estaciones de Sax


Llegan las esperadas vacaciones para muchos. Algunos ya están en ello, pero otros empiezan ahora este período de descanso. Seguramente queramos viajar, a algún sitio, al que sea, y puede que tengamos que utilizar el tren. Nuestros medios de transporte también tienen su historia curiosa, grande en algunas ocasiones como la construcción de la vía de ferrocarril que conectaba Alicante con Madrid.

¿Sabías que dentro del término municipal de Sax se encontraban dos estaciones?

La estación de la Colonia de Santa Eulalia (www.coloniadesantaeulalia.com)

La inauguración del ferrocarril se produce el 26 de mayo del año 1858, cuando la reina Isabel II efectuó, con toda su pompa y corte, el viaje inaugural desde la estación de Atocha de Madrid hasta la estación de Alicante. En la estación madrileña aún en su fachada principal se pueden leer las iniciales M.Z.A., correspondientes a la empresa que construyó y gestionó la vía que iba desde Madrid a Zaragoza y a Alicante.

Actualmenteen Sax solamente se conserva una estación, y en casi abandono, que es la que se encuentra dentro de Sax. La cantidad de viajeros, mercancías, ideas e ilusiones que han viajado a lo largo de los años por esta vía, en ambas direcciones. Hacia Madrid, las ilusiones de nuevos puestos de trabajo, oportunidades profesionales o viajes de placer. Hacia Alicante, hacia la playa, pero también hacia el puerto, para distribuir nuestros productos, sobre todo vino, más allá de nuestras tierras. También hacia la capital de la provincia se dirigió población hacia el exilio, hacia nuevas tierras como Argelia o Argentina.

Imagen de la inauguración de la vía de ferrocarril, efectuada por Laurent en 1858 (Wikipedia)

La segunda estación de Sax, del término municipal, fue la de la Colonia de Santa Eulalia. La Colonia y se inaugura en 1868, diez años después de la puesta en funcionamiento de la vía. La estación de la Colonia de Santa Eulalia, hoy desaparecida, tuvo la función de tanto abastecer como distribuir los productos que se efectuaban allí. Hay que imaginar la influencia y el poder que el señor conde, Don Antonio Padua y Saavedra, tuvo que tener para conseguir que se construyera una estación en ese complejo agro-industrial en el que se convirtió la Colonia Agrícola de Santa Eulalia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s