UN MUSEO EN SAX PARA REACTIVAR EL PATRIMONIO


Tras analizar las razones por las que se necesita un museo en Sax, ahora presentamos otras funciones externas a las que se realizan en el interior del museo y que también son las razones por las que Sax debe tener un museo, sobre todo para relacionar las piezas expuestas en las vitrinas con el patrimonio, monumentos o lugares de donde proceden las piezas.

La función principal de las actuaciones en el entorno del museo tiene como finalidad la comunicación directa entre el patrimonio, el público y su territorio, además de posibilitar el acercamiento de las piezas que se expondrían en el museo al contexto original y la conversión del museo en el centro de interpretación de ese patrimonio.

En ese entorno se encuentran elementos patrimoniales arquitectónicos, arqueológicos, medioambientales o etnográficos que hacen que ese territorio tenga un valor concreto. Dentro del entorno se debe conocer primero lo que hay para luego darlo a conocer, por lo que una primera herramienta que podrían efectuar los museos es un catálogo de bienes y espacios protegidos, o a proteger, que puede servir para conocer el valor de todo ese patrimonio y como referencia ante cualquier actuación. Tras ese estudio previo del entorno se podría intervenir con la señalización de elementos y espacios con unos paneles explicativos diseñados en cuanto a los parámetros actuales de accesibilidad y reversibilidad del soporte y del contenido.

El proyecto del Museo de la Villa de Sax se diseñó para ubicarse en un edificio de propiedad local, concretamente donde se encontraba el despacho del Voltio y la tienda de Tomás Cerdá. En su entorno inmediato se encuentran edificios atractivos y que pueden convertirse en productos patrimoniales dependientes del propio museo. Así, al cruzar la calle tenemos la Iglesia de Ntra. Sra. De la Asunción, pero debajo del museo está a la espera de ponerse en valor el refugio antiaéreo de la Guerra Civil. El museo, por su diseño y concepto, necesitaría de espacios de reunión y de difusión. Cerca están los salones parroquiales, pero también la plaza mayor, los salones de la Mayordomía o la plaza del ayuntamiento, lugares propicios para realizar reuniones y actividades didácticas.

Alrededor del edificio estudiado donde se situaría el Museo de la Villa de Sax se encuentra gran parte del centro histórico de la población, donde tenemos todo el eje que va desde la plaza Cervantes al puente Picayo, por la Calle Mayor, pasando por la Iglesia o el propio edificio del Ayuntamiento. También tenemos edificios interesantes que se podrían convertir en anexos del Museo, como el de la comparsa de Caballeros de Cardona.

Igualmente, desde el mismo museo pueden salir rutas que se dirijan a conocer todo el patrimonio que se encuentra en la población, como los elementos heráldicos, las obras de ebanistería de Pedro Estevan Alpañés u otros aspectos, como la Ruta Festera Musical de Sax, que llegaría hasta la ermita de San Blas, patrimonio que se pondría en valor con los elementos expuestos también en el Museo y de los que se podrían hacer estudios desde dentro del propio museo.

Un monumento que se podría poner en valor con la apertura de un Museo en Sax sería el castillo o la Colonia de Santa Eulalia (esperamos que cuando se construya el museo no haya desaparecido), ya que se haría referencia a su historia y se procuraría la correcta conservación y musealización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s