¿QUÉ COCINARÍAS EN ESTA OLLA ESMALTADA? #ETNOOBJETO (Día Mundial de la Lengua Materna)


¿Cuántas madre y abuelas habrán utilizado estas ollas para hacer la comida? Ellas tradicionalmente han sido las que han cocinado, el “guisador” era su territorio, pero también las que iban al mercado o se encargaban del huerto o el corral.

Estas ollas esmaltadas de color rojo tienen la base de hierro que luego recibe el esmalte interior y exterior. El esmalte suele ser fino, por lo que se procuraba que no se rallara o esportillara. Del mismo material existen cazos y bandejas para la rostidora.

Estas ollas podían ser de distintos tamaños, pero servían para preparar platos de la gastronomía sajeña, algunos de los cuales reciben algunos nombres únicos, reflejo de la riqueza de nuestra lengua materna.

Estas ollas servían para hacer un buen cocido, cocer las pelotas de relleno o preparar cualquier salsa, o, hacer unas “clóchinas” al vapor o unos caracoles, “bocanegra” o “barbacho”, en salsa o hasta un trigo “picao”. Estos recipientes servían también para, por ejemplo, hacer algún potaje de garbanzos, un guiso con “panecicos” o una “borreta” en la Cuaresma o durante la cuarentena después de dar a luz.

Los cazos servían desde calentar la leche para unas sopas, donde siempre se hacía el “telo” de la leche, o hervir los huevos. La rustidora, o rustidora, era para poner una carne o un pescado, con una buena cama de verduras, y podían hacerse al horno en las casas, normalmente en el de leña, o si no se llevaban a las panaderías para que pudieran cocinarlo en los hornos más grandes.

El resultado de todos estos guisos era una buena “platerá” del guiso que no se dudaba en acompañar de pan, para repelar el plato, y vino. Una “enfantiná” que se arreglaba con una buena siesta, o “becaica”, no arreglara.

¿Sabes de alguna receta para preparar en esta olla?

Por cierto, estas ollas esmaltadas funcionan perfectamente con las cocinas modernas de inducción, por lo que sería la oportunidad de recuperar esas ollas esmaltadas de nuestras madres y abuelas y darles una nueva vida, recordando también esos guisos que ellas nos hacían.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s