ARQUITECTURA

EN LOS ORÍGENES DE LA PLAZA MAYOR

Una nueva plaza se abrió en nuestro pueblo con tal de darle mayor esplendor y mayor urbanidad. Las plazas mayores son típicas de las tierras castellanas, y con cierta envergadura, ya que, por ejemplo, en la vecina ciudad de Villena, su plaza mayor se constata desde el siglo XIII.

En Sax nunca había existido una plaza mayor, sino que la plaza del pueblo siempre ha sido la plaza Cervantes. En ella se han fraguado todas las relaciones sociales de nuestra historia, desde que fuera la plaza del Parador. Pero ahora está perdiendo poco a poco protagonismo en favor de su nueva hermana. Una gran plaza mayor donde nos prometían un gran monumento faraónico en el centro, una pirámide de cristal, muy típica sajeña. Ahora ni tenemos este monumento ni una escultura de Artal de Alagón, con lo bien que quedaría en el centro, emulando a su hermana madrileña. Pero veamos lo que nos interesa.

En los orígenes de la plaza Mayor de Sax

En los orígenes de la plaza Mayor de Sax

En sus orígenes hay una serie de viviendas que en su momento quedaron en desuso, pero que en ellas tuvo protagonismo la historia decimonónica de la sociedad sajeña. En esas casas, concretamente en la de Secundino Senabre, se efectuaban grandes reuniones sociales de la alta burguesía sajeña enriquecida por el vino. A esas reuniones estaban más que invitados los mismísimos Castelar o Azorín, entre otros grandes. Esa etapa gloriosa sajeña pasó y al cabo del tiempo se derrumbaron esas viviendas, dejando un solar para aparcar los vecinos.

En el momento de la construcción de la plaza se descubrieron algunos elementos importantes de nuestra historia, como la estructura de esas viviendas que se encontraban allí. Aquí se puede observar hasta las cubiertas abovedadas y la disposición de los espacios interiores. Otro gran hallazgo sería un gran ramal del Hilo del Lugar, una acequia que traía el agua desde el río y que abastecía a todas las casas de la Calle Mayor, además de a los huertos, hasta morir en la Huerta Nueva. No sería este el único descubrimiento que se efectuaría, ya que era una zona potencial para que aparecieran otros elementos.

Uno de los elementos que seguramente apareció fueron los restos humanos que se depositaban en el Hoyo, el fosal que se utilizaba como zona de enterramiento en cierto momento. Necrópolis musulmana o ya cristiana hubiera sido un gran descubrimiento, pero o no apareció nada, que me extraña, o no se ha dicho nada.

Nada ha quedado y nada trascendió de lo que en este solar apareciera, desapareciendo todo lo que por allí pasó en el silencio y levantándose esta gran obra.

LA CASA DE LOS GAURVERT, UN TESORO

Hoy hemos podido conocer una gran edificación de la historia sajeña, la vivienda de fuera de la familia Gaurvert y que ahora es patrimonio de la comparsa de Moros de Sax. Sobre todo destacar las piezas que han podido conservar de la historia de la vivienda, y que ya iremos desarrollando posteriormente.

La sede de los moros

La sede de los moros

Mobiliario de la época, aunque no original de la casa, y una ambientación exquisita que hace poner en valor uno de los elementos principales de la vivienda, la gran decoración del pavimento de la planta superior.

Sobre todo destacar la gran alfombra de mosaico del salón principal, que era también el salón principal de la vivienda. Un motivo central que caso podría asemejar a una bandera se enlaza con una decoración de motivos florales y trenzados.

El pavimento de la sala principal

El pavimento de la sala principal

Una gran sorpresa que iremos conociendo poco a poco, pero que no podíamos dejar de mostrarla.

 

NUESTRAS CASAS DE CAMPO: La desaparecida ermita de la Casa de los Giles

Nuestro patrimonio se extiende más allá del núcleo urbano de Sax. El campo se extiende dando forma, color y aroma a nuestro territorio. Bastante diferente es hoy en día la concepción de una casa de campo, pero siempre han tenido en común convertirse en un lugar de reunión.

Vamos a recorrer, con el permiso de Vicente Vázquez, las principales casas que se encuentran en nuestro territorio, sobre todo las que posean algunos aspectos históricos, arquitectónico, o de otros tipo, interesantes.

Comenzamos con una ermita, hoy desaparecida, para construir una gasolinera. Ya en el año 1992, año de la fotografía aparecida en la revista “El Puente”, nº 2, ya se encontraba en bastante mal estado de conservación. Esta construcción formaba parte de un extenso conjunto que se encuentra junto a la entrada a la Colonia de Santa Eulalia, justo al lado de la autovía. El conjunto es el de la casa de los Giles, un conjunto familiar con ermita, establos, bodegas y, sobre todo, la casa principal. La ermita estaba consagrada a San Pedro y la virgen de Lourdes y, según parece, se llegó al acuerdo de destruirla para conservar la casa de los Giles.

Ermita de la casa de los Giles

Ermita de la casa de los Giles

En este caso, la ermita no era una construcción exenta, sino que formaba parte de un conjunto. La ermita podría haber sido levantada en el año 1903, fecha que figura en la puerta efectuada por Pedro Estevan Alpañés, el Maestro Requinto, para la casa principal.

Se observa que era de dimensiones, digamos, reducidas, para las celebraciones familiares, con una fachada sencilla, con una espadaña para contener la campana, además de estar pintada, no sabemos si con algún motivo figurativo, para darle más profundidad y volumen a la fachada.

Supuestamente, esta construcción se destruyo porque se iba a poner en valor el edificio principal, del que fuimos partícipes de la elección de colores. A pesar de la gran restauración, ahí está cerrada la vivienda, que ya analizaremos, esperando a ponerse, realmente, en valor. Entraría dentro de los límites para declarar la Colonia como Bien de Interés Cultural, cosa que se prometió al final de la anterior legislatura, y que esperamos que en esta se lleve a cabo, POR EL BIEN DE NUESTRA HISTORIA Y DE NUESTRO PATRIMONIO. En esta vivienda se podrían efectuar muchos proyectos ¿Un centro de interpretación de la Colonia Agrícola de Santa Eulalia? por ejemplo. No sabemos el uso que se le dará, pero un edificio cerrado está condenado a desaparecer, y no queremos que desaparezcan más piezas de este interesante conjunto.

EL CEMENTERIO DE SAX

Portada principal del cementerio de Sax en el año 2012

Portada principal del cementerio de Sax en el año 2012

Hoy, siendo hoy el día que es, no podemos pasar la ocasión de prestar atención a uno de los lugares más visitados de Sax. Las festividades traídas desde otros lugares del mundo invaden e intentan conquistar nuestras tradiciones. Los huesos de santo, el encendido de las velas, las propias misas o las visitas a los cementerios forman parte de nuestra tradición. ¿Por qué no tomarlo como un día festivo y alegre, como en Latinoamérica, o coger las tradiciones, supuestas, de los pueblos celtas del norte de Europa? somos Mediterráneos y españoles, y lo que debemos conservar son nuestras tradiciones.

El de Sax no es un cementerio monumental que tenga elementos destacables, aunque en él estén enterrados personajes como Alberto Sols, pero sí una historia. También se construiría, como muchas edificaciones del pueblo, al final del siglo XIX, debido al crecimiento de la población por los efectos de la revolución vitivinícola. 1885 es la fecha que figura en su fachada, y fue construido al abandonarse el cementerio que había en torno a la ermita de la Soledad, por la formación de las primeras viviendas del ensanche que supuso el Vilaje. A él se accedía a través de la olmeda que hoy es el parque de los príncipes, otra de nuestras joyas. y se construyó a las afueras de la villa.

El cementerio siempre nos trae a la memoria recuerdos imborrables, pero es preciso fijarse en los detalles.Actualmente se está desarrollando un tipo de turismo que también visita los cementerios como lugares donde ver obras de arte y conocer la historia. ¿Qué es si no el monasterio del Escorial?

Es interesante conocer también lo que nos tienen que contar nuestros antepasados sobre sus vidas, por lo que les invitamos a visitar las partes más antiguas del cementerio.

LA COLONIA AGRÍCOLA DE SANTA EULALIA

Vista general de la Colonia de Santa Eulalia desde el monte del Cuco

Vista general de la Colonia de Santa Eulalia desde el monte del Cuco

Pretendíamos no entrar en polémicas, pero para hablar de patrimonio, es preciso también ver lo que se encuentra en peligro y necesita protegerse.
Comenzamos por este conjunto, porque es lo que peor está, pero no es lo único. Sobre la Colonia de Santa Eulalia se han escrito multitud de trabajos, proyectos y demás, por lo que no vamos a explicar ni la historia ni las características del conjunto monumental, pero sí que queremos mostrar cómo se encuentra.
Esta Colonia no es importante no sólo para Sax, sino que supone un ejemplo de colonia agrícola muy importante para la provincia. No sabemos si algún día se construye el Museo de la Villa de Sax podremos llegar a gestionar desde aquí ese conjunto, pero creemos que no podemos consentir que la Colonia desaparezca. Ahora que uno de los accesos a la estación del AVE va a pasar por la misma Colonia sería el momento para ponerla en valor, para mostrar la mejor cara de los sajeños y los villeneros.
De momento, solamente podemos lamentar el estado en el que se encuentra y esperar que no se caiga nada más.

_______________¿A QUÉ TENEMOS QUE ESPERAR?______________

De momento, solamente podemos disfrutar de sus calles y sus plazas y descubrir los secretos que esconde. Una recomendación, solamente una, derribar la reja que separa la fachada principal del palacio de la plaza y poder admirar la gran belleza y detalle de la misma, donde se cuentan las característica de la colonia agrícola y los ideales de la misma.
No decimos nada, solamente, vean las imágenes y, si quieren, opinen.

 

 LA ESTACIÓN DE TREN DE SAX

La estación

La estación

El 1 de mayo del 2014 nos levantamos con la noticia de que no se iba a recuperar la vía de ferrocarril convencional que transcurre por el Valle del Vinalopó. Esta es una noticia que da a entender que siempre se apuesta por el mero progreso sin pensar ni en el patrimonio ni en los ciudadanos. Ahora, y casi ya definitivamente, muchas de las estaciones de ferrocarril de nuestras localidades se van a quedar sin trenes.

Desde nuestra parte, lamentar que ese patrimonio tan inmenso que son nuestras estaciones se vayan perdiendo poco a poco.
Inauguradas por la mismísima reina Isabel II en el año 1858, constituyeron todo un acontecimiento social. En Sax se agasajó tanto a la reina que luego llegó tarde al resto de estaciones.
De ese patrimonio aún nos quedan varios elementos como son la misma estación, donde cabe destacar el reloj donde figuraban las iniciales de la empresa constructora de la línea de ferrocarril, MZA (Madrid-Zaragoza-Alicante), pero que ha sido tapado, antes que restaurado, para evitar que los bándalos lo vuelvan a destruir. Además también destaca todo el complejo que se desarrolla en su entorno, con el almacén cercano, un gran edificio, y la bodega de los Barrios, perteneciente al conjunto de la Bodega Cooperativa de San Blas.
Todo ello, conjuntamente con el propio barrio que se conformó en el entorno de la estación, es reflejo de la historia de Sax.
Desde el Museo de la Villa de Sax, damos el pésame a nuestra historia, puesto que el final del trayecto del tren no pasa por nuestra estación.

 

 REFUGIO ANTIAÉREO DE SAX

Ejemplo de como sería la entrada al refugio de la plaza de la Constitución de Sax

Ejemplo de como sería la entrada al refugio de la plaza de la Constitución de Sax

Este año se celebra el aniversario del final de la Guerra Civil Española, un acontecimiento que aún perdura en la memoria, por lo que casi que aún no se puede considerar historia. A falta de unas actuaciones propias para la memoria histórica, en ocasiones parece que hablar de ciertos elementos patrimoniales relacionados con la contienda y con el franquismo aún está mal visto.
A pesar de esto, Sax cuenta con testimonios verdaderamente interesantes sobre la contienda y que merecen nuestra atención. Hoy nos referimos a los refugios antiaéreos construidos en Sax y que han sido documentados por José Antonio Sáez. En Sax existieron dos refugios, uno en la calle Colón y el otro justo debajo de la plaza del ayuntamiento, y muy cerca del emplazamiento en el que se ha desarrollado el estudio para construir el Museo de la Villa de Sax.
Este refugio era el más grande de los dos que se construyeron en la población,
contando con 150m, con una cubicación de 450m y una capacidad para 600 personas. Según apunta José Antonio, cerca de la puerta del Centro Social José Encina se encontraría una de las entradas a uno de los refugios, que tendría que estar debajo de la plaza.
A todo esto se le suman los testimonios de Paco Cerdá, hijo del propietario de la tienda que se encontraba en el edificio de la calle Mayor número 3, y Pepe Aliaga, antiguo capataz del Ayuntamiento. Según estos, en la calle del Carmen, a la altura de la primera ventana de la fachada de este mismo edificio, se encontraba otra de las entradas que se dirigía hacia la peña. Según Pepe Aliaga, un pasadizo a los pocos metros de la entrada se dirigía hacia la parte baja del actual cuartelillo de “los Besucones” con dirección hacia la plaza, atravesando parte de la vivienda que comentamos y la de Miguel Medina. Estos dos testimonio coinciden en el tiempo y en el espacio, ya que, según Paco Cerdá, su padre guardaba en el sótano de la vivienda los granos y otros alimentos secos que se vendían en la tienda, pero un día se encontró con todo lleno de agua y llamaron al capataz, a Pepe Aliaga, teniendo que abrir el refugio para desecarlo poniendo una tubería que se dirigía por el sótano de la vivienda hacia la tubería general de la Calle Mayor, lo que haría que cuando el agua llegara a la altura del techo del refugio se evacuaría a través de este sistema. A partir de este momento, y según dice Paco Cerdá, ya el sótano se encontró desde entonces lleno de humedad y ya no servía para guardar el grano, guardándose desde ese momento allí los salazones y otros alimentos que necesitaran un lugar fresco.
Este refugio antiaéreo es otro de los elementos patrimoniales que no sabemos si aún conservamos, por las distintas actuaciones llevadas en el entorno. Sería un buen centro de interpretación de Sax en la Guerra Civil, pero atendiendo a una población en paz en tiempos de guerra, pero, de momento, la historia de la guerra civil en Sax solamente se puede observar en los documentos, pero, eso sí, en ocasiones hay que observar lo que están haciendo otras poblaciones con su patrimonio para intentar que nuestro patrimonio y nuestra historia se conviertan, como siempre decimos, en elemento de creación de riqueza endógena.

SÁEZ LÓPEZ, J. A., (2008):”Documentos para la historia de Sax II: refugios antiaéreos de la guerra civil”. El Castillo de Sax, nº 25. Asociación de Estudios Sajeños-Amigos de la Historia de Sax.

Paco Cerdá y Pepe aliaga fueron entrevistados en el mes de marzo del 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s