HISTORIA DE SAX

12 de julio de 1812. (1ª Batalla de Castalla) UN MAPA CON MUCHA HISTORIA

La cartografía histórica puede darnos tesoros como el que mostramos a continuación en este mapa – croquis de los movimientos de las tropas imperiales francesas y las nacionales en la primera batalla de Castalla. Esta pieza histórica, procedente del Ministerio de Defensa, cuenta más de lo que parece ser una simple imagen con unos rallajos. El año pasado, en la Exposición de “Sax en la Guerra de la Independencia” se efectuó una ardua investigación para ver el por qué de este plano. Aparecemos en una retaguardia, fuera del campo de batalla que supuso nuestra vecina localidad de Castalla. A pesar de eso, nada parece más alejado de la realidad, puesto que Sax tuvo un protagonismo importante.

croquis Castalla e Ybi 21 julio_1812_b

croquis Castalla e Ybi 21 julio_1812_b

El archivo histórico municipal supone nuestro cofre del tesoro de nuestros preciados documentos. Allí pudimos observar como en las fechas previas y posteriores al enfrentamiento producido en la primera batalla de Castalla. Los documentos nos revelan los nombres de los productores de las requisas y caprichos que necesitaban los franceses.

En el año 1812 se observa un gran movimiento de tropas francesas en Sax, algunas para establecerse durante unos días. Exigían víveres y, si no se entregaban,  imponían multas que debían satisfacerse en metálico, si bien en ocasiones se saldaban con otros productos. El 12 de enero de ese año, el general Mambrú exigía un buey a Juan Guerrero, 37 arrobas de vino fondillón a Diego Chico y otras 592 arrobas de vino común para sus tropas.

aves muertas, de Goya

aves muertas, de Goya

El 19 de enero entró en Sax una División francesa compuesta por 500 jinetes y 500 infantes. Para su abasto el Ayuntamiento fue obligado a entregar 500 raciones de pienso panizo, 100 raciones de pan y otras tantas de carne y vino.

El 27 de abril se estableció en Sax, durante ocho días, la vanguardia del ejército francés procedente de Castalla. Compuesta por 400 jinetes y 1.400 infantes, la documentación del los leñadoresArchivo Histórico de Sax recoge que Josef Porcel fue el encargado de suministrar el pan común y el pan blanco que consumieron. Utilizaron también 600 arrobas de leña y el forraje para los caballos.

El 6 de agosto las tropas napoleónicas solicitaron 6 raciones de café, 30 raciones de peladillas, nieve, cera y chocolate a una relación de sajeños como  Marco Esteve, que producía la harina, Josef Valera fabricante de la cera y Tomás Jorje que proporcionó la cebada.

la era o el verano, de Goya

la era o el verano, de Goya

El día 21 de septiembre la vanguardia del ejército francés procedente de Aragón se estableció en Sax durante 27 días. No figura el nombre del General que se instalaría en Sax con sus tropas, pero sería el General Delort. Este general se instaló en una vivienda particular en la Plaza del Hoyo que reformó a su gusto, empleando para ello los servicios del carpintero Laureano Alpañés (abuelo de Pedro Estevan Alpañés), y de Miguel Samper, que forjó unas rejas. En la relación de esas requisas aparecen también los aguardientes de Gerónimo Estevan, Francisco Santo, Pasqual Gil y Francisco Chico y diversos y cuantiosos suministros procedentes de Elda, Petrer Monóvar y Salinas.

De esa última ocupación, en el Archivo Histórico han quedado registradas las siguientes partidas:

  • 1539 raciones consumidos en dichos veinte y siete días a 57 raciones cada día para las Ordenanzas siguientes:
    • En casa del General 6 raciones
    • En la del Coronel Mayor de plaza 6 raciones
    • en la provisión del pan 3 raciones
    • en la del Vino 6 raciones
  • En dichos 27 dias dos hombres con dos Cavallerias ocupadas en llevar arina traen pan de los ornos a la Provisión y agua a las Casas donde se amasaba el Pan
  • El acarreo de agua a los puntos de Ospital, lonja, Casa de las Rejas, Dª Antonia Marco, Dª María Irles y el rojo de Sta. Olaya
  • En guardar el ganado dichos 27 dias un hombre y dos zagales.
  • En 16 días que salieron 4 hombres a cazar
  • En hacer una cocina a la francesa en la sala del General
  • Por hacer Lauerano Alpañés algunos remiendos de madera casa del General y dos jaulas para éste y para Comandante Mayor de Plaza y unas puertas para la Cozina.
  • 24 arrobas de Carbon para la Cozina del General
  • En varios remiendos de madera para la tropa
  • Gastos en las verduras Gallinas, por los conejos y otras frioleras para el suministro de la cocina del General
  • Nieve
  • Atún, Rape, Melva
  • Ron
  • Aguardiente suministrado de Gerónimo Estevan, Francisco Santo, Pasqual Gil, Francisco Chico
  • hierro, fabricado por Miguel Sampere

El Ayuntamiento registraba en sus cuentas el coste de los suministros, tanto para que quedara constancia del esfuerzo común y de los particulares, como por la hipotética posibilidad de recuperar los gastos en tiempo de paz. Así, en el Archivo Histórico ha quedado documentación de los gastos que, durante todo un año, tuvo la Villa que satisfacer para mantener a los ejércitos franceses, a veces instalados en Sax y, por lo común de paso o ubicados en otros municipios como Castalla.

EL LLIBRE DELS FEITS: LOS CABALLEROS DE JAIME I EN SAX

(Día de la Comunidad Valenciana)

A pesar de que en lo alto de nuestro castillo hondea la bandera de la Comunidad Valenciana, el sentimiento valencianista que se tiene en Sax no ha sido muy fuerte. El ser siempre población de frontera, considerándonos hasta el siglo XIX castellanos, y la falta de implantación de ese sentimiento hacen que no nos sintamos como tal.

folio 125 del Llibre dels Feits

folio 125 del Llibre dels Feits

Sobre estas tierras escribió En Jaume I, el rey aragonés que pretendía conquistar más hacia el sur que sus antecesores y evitar la llegada de los castellanos, del infante Don Alfonso de Castilla, al Mediterráneo. Distintos tratados ponen las líneas divisorias entre los dos reinos, convirtiéndose siempre Sax y Villena en tierra de conflicto. El texto del Llibre dels Feits, o Libro de los Hechos, sitúa a estas poblaciones en la historia, aunque ya habían sido citadas por autores musulmanes. En esta obra nos encontramos con dos nombres propios, Ramón Folc de Cardona y Artal de Alagón. Los dos caballeros de Jaime I y que suponen el primer intento de conquista de estas tierras por parte de los aragoneses. Esto nos podría hacer sentirnos algo más vinculados al rey y al reino que fundaría tras la conquista de todo este territorio.

Este texto fue dictado por el propio rey, por lo que él consideraría que era de importancia. Según me comentaban en la carrera, esta fue una de las pocas batallas de la España medieval de las que se tiene constancia, por lo que le da un grado más de importancia.

En el folio 125 del Llibre dels Feits nos dice:

“Después de tomar Valencia, vino Don Ramón Folc de Cardona, al que acompañaban unos cincuenta caballeros, entre parientes y amigos, y me rogaron les permitiese realizar una cabalgada por tierras de Murcia, ya que no habían participado en el asedio de Valencia.   Me pareció bien. Les acompañó Artal de Alagón, hijo de Don Blasco, que conocía el terreno, pues lo había visitado anteriormente. El primer sitio donde decidieron pelear fue Villena y, al llegar cerca del pueblo, preparados los caballos, así como toda la compañía con las armas que disponían, arremetieron al galope contra los moros de Villena, y les ocuparon las dos terceras partes de la población. Después, no hallándose seguros para mantenerse allí, dadas las fuerzas de los islámicos que había en la villa, tuvieron que salir, pero se llevaron mucha ropa encontrada en las casas.

A continuación siguieron a Sax, donde penetraron a base de un ataque de caballería, tomando gran parte de la población, mas un moro lanzó desde un tejado tan gran piedra que vino a dar sobre el casco metálico que cubría la cabeza de Artal de Alagón; lo hizo caer del caballo y murió de aquel golpe. Por este motivo, recogieron el cadáver y salieron fuera de la localidad, abandonando la empresa.

A pesar de que proyectaban seguir hacia más lejos, resolvieron regresar por el fallecimiento de Artal de Alagón. De modo que al cabo de ocho días volvieron ante mí.   La cabalgada no resultó provechosa, exceptuando que consiguieron carnes varias con el fin de alimentar a toda la hueste. Después de esto, Ramón Folc se volvió”.

UNA CIUDAD ABASTECIDA CON EL AGUA DE SAX

Paseando por las calles de la capital de la provincia, Alicante, nos podemos encontrar con grandes tesoros, algunos de los cuales llevan el nombre e nuestro pueblo. Uno de esos lugares unido a Sax es ls plaza de Gabriel Miró, donde sobre todo los sajeños nos tenemos que fijar en el elemento central de la misma, una fuente de la que manó en su origen agua de Sax.

image

Ya observamos en una entrada anterior la existencia de un museo del agua qur tiene como uno de los protagonistas de su exposición el nombre de Sax y el proyecto que desde nuestras tierras hizo llegar el preciado líquido hasta la capital, y también hemos atendido en ocasiones a lo interesante que sería para Sax poner en valor el patrimonio relacionado con el agua.
https://museodelavilladesax.wordpress.com/2014/10/09/sax-en-el-museo-del-agua-de-alicante/
El abastecimiento de agua ha sido un problema constante de la capital , pero hace 117 años se llevó a cabo la realización de un enorme proyecto que recorrió gran parte de la provincia para solucionar el problema.

Según la información extraída de Alicante Vivo, el 16 de octubre de 1.898, a las tres y media de la tarde, el agua manó con fuerza del surtidor preparado al efecto, inaugurándose oficialmente la llegada de las aguas de Sax a la hoy Plaza de Gabriel Miró
La Corporación Municipal, encabezada por el Alcalde de la Ciudad, D. José Gadea Pro, Autoridades Civiles y Eclesiásticas (por supuesto), fueron testigos de honor del evento. No faltaron las verbenas, repique de campanas, una corrida de toros (sin comentarios) y banquete servido en el Palacio Municipal.

En el año 1884, cuando comenzó a fraguarse el proyecto, ya contaba Alicante con casi 45.000 habitantes y el problema seguía latente. D. Juan Leach, inició las exploraciones en la Cuenca Hidrográfica del Vinalopó, en la zona comprendida entre Villena y Sax.
Siguieron años de constantes contactos entre las partes afectadas, por ver quién definitivamente llevaría a cabo la tan deseada traída de las aguas de Sax a Alicante, hasta que en 1.891, Monsieur Henry Caucourte propone al Ayuntamiento el suministro de aguas a la ciudad, en la cantidad necesaria para el servicio público en general. Naturalmente dichas aguas serán procedentes de los pozos artesianos de Sax y serán conducidas por el Canal del Cid (la estructura construída en el margen izquierdo de la actual autovía en dirección a Alicante)
Los 70 kilómetros de canales y tuberías, 2 kilómetros de túneles, sifones, etc. costaron algo más de ocho millones de reales, y dotaron a la ciudad de 4.000 m3. diarios.
Las aguas habían llegado a Alicante, desde Sax, en la noche del viernes del 5 de Agosto de 1.898, llenando por primera vez el magnífico depósito construido en el Cerro de los Angeles, hoy en uso y en perfecto estado de conservación y, a pesar de que su capacidad es de 4.500 m3, quedó lleno en poco más de doce horas.
Este es un grandioso acontecimiento histórico que repercutió en la hisyoroa df la provincia, de la capital y, por supuesto, de Sax.

http://www.alicantevivo.org/2007/03/alicante-en-el-recuerdo-59-el-agua.html?m=1

LUGARES DE LA GUERRA CIVIL EN SAX

La próxima semana se presentará en Sax el nuevo número de la revista del Vinalopó editada por el Centro de Estudios Locales (CEL). Dentro de este número se conmemora el 75 aniversario del final de la Guerra Civil y dentro solamente el capítulo de José Antonio Sáez nos aproxima a los lugares sajeños protagonistas de la contienda.

Aquí os presentamos los lugares que nombra José Antonio en su trabajo, como elementos testimoniales de nuestra historia. Un gran trabajo que os dejo completo aquí, de parte de su autor, para la difusión de la importancia de nuestro patrimonio inmueble. El día 6 de marzo, viernes, será la presentación oficial del libro. Ya os informaré.

file:///C:/Users/alberto/Downloads/CEL-N%C2%BA17-Separata-S%C3%A1ez-L%C3%B3pez%20(1).pdf

01

La torre maestra del castillo fue utilizada como punto de observación para los aviones02

En estos dos emplazamientos se encontraban los dos refugios antiaéreos de Sax03

el colegio terminó de construirse antes de la Guerra, pero en ella fue utilizada como hospital de sangre en la retaguardia de la contienda04 05

La iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción fue utilizada como mercado de abastos y como cuartel.06

El palacio de la colonia fue utilizado como albergue para niños10

Los siguientes edificios también fueron expropiados07 08 09

EL ESCUDO DE ARTAL DE ALAGÓN

Una figura tan importante para nuestra historia es preciso conocerla. Cuando la heráldica y los matrimonios de conveniencia eran la tónica general, los escudos eran los elementos que identificaban tanto a un individuo como a una familia. Se luchaba por el honor de las familias, por enriquecerlas y acercarlas lo máximo posible a los reyes y grandes mandatarios de los reinos.

Ese fue el caso de Artal de Alagón y de su familia. Identificados por un escudo bastante simple, pero identificativo, que dieron pie a una de las importantes familias del antiguo reino de Aragón.

Artal de Alagón, III Señor de Alagón y II de Sástago y Pina. fue hijo de Blasco I de Alagón. Tuvo un sólo descendiente, Blasco II de Alagón, Blasquiello o Blasco d’Alagón “el nét”, al casarse con Eva Ximénez de Urrea.

Su linaje es  documentado en Aragón en el siglo XII. Era una de las ocho casas grandes de Aragón más antiguas y enumeradas en las Cortes de Monzón y considerada como la segunda en el orden de nobleza. Los señores de Sástago, entroncaron con el linaje de los Híjar, algunos de sus individuos ostentaron el puesto de alférez mayor del reino de Aragón y dieron origen a otras ramas nobiliarias aragonesas muy importantes, como la de los marqueses de Aguilar, los condes de Agosta, Aranda, Fuenclara, Gociano, Malta, Montesanto, Nobaria, Policeto y Villasur, vizcondes de Biota y de Rueda. De plata seis roeles en sable puestos en dos palos de tres cada uno. Ostentaron este Alagón como apellido familiar los condes de Sástago, añadiendo en su escudo otro roel en punta.

¿CÓMO ERA EL S(A)G(A)S QUE INTENTÓ CONQUISTAR ARTAL DE ALAGÓN?

La plaza del zoco y la mezquita de S(a)g(a)s, dibujo de José Antolín para la "Historia de Sax" publicada por la comparsa de Moros en 2005

La plaza del zoco y la mezquita de S(a)g(a)s, dibujo de José Antolín para la “Historia de Sax” publicada por la comparsa de Moros en 2005

Esta semana comienzan los actos para conmemorar el 775 Aniversario de la muerte de Artal de Alagón. Un tema importante a tratar es lo que había en Sax antes de ese intento de conquista, puesto que somos herederos directos de ese asentamiento musulmán en el hisn que supuso el castillo de Sax.
En muchas ocasiones se ha oído que la acción cristiana en la Península Ibérica del siglo XIII fue una “Reconquista”, pero hay que pensar que en cada una de las poblaciones estaba asentada una población que estaba ahí desde varios siglos atrás. Los musulmanes estuvieron en la Península Ibérica ocho siglos, uno menos de lo que llevamos nosotros andado desde aquella época.
S(a)g(a)s era en aquel momento territorio de los almohades, una de las facciones musulmanas que prosperaron en el norte de África y que cruzaron el Estrecho. Estábamos en el siglo XIII, encima de nuestra peña se encontraba una torre y los restos de lo que había sido el primer asentamiento musulmán en Sax, del siglo X, pero que solamente duró un siglo. Se había cambiado el sistema defensivo del Vinalopó, bajando los castillos al llano, pero las torres, como la de Sax, que se construyera antes por orden del Califato de Córdoba, aún servía, sobre todo por todo el territorio que se controlaba desde aquellas alturas, además de como lugar de administración del territorio y de refugio en el caso del ataque de los cristianos, como ocurrió entonces.
Desde ese momento en el que se abandona ese primigenio asentamiento, se configura lo que hoy es la plaza de San Blas. Sagas alcanzaría una población de medio millar de habitantes. La población estaba delimitada por las calles Picayo, Refugio, Peligro y la peña del castillo. La mezquita se debería de encontrar en la zona central, identificada tradicionalmente con la ermita de San Blas y su plaza como el zoco.
Los baños se encontrarían cerca del río, situándose al final de la Calle de los Baños.
La necrópolis se encontraría en la confluencia de la calle Colón y Yecla.

al-Himyari, escribiría en el siglo XII: “S(a)g(a)s: Ciudad de al-Andalus, cerca de Petrer. Es un pueblo importante y próspero. Está a poca distancia de Játiva”.

(Dibujo de José Antolín para el libro Historia de Sax, 2005.
LÓPEZ SERRANO, A., 2005: “Baja Edad Media”. Historia de Sax. Edita Comparsa de Moros-Sax.)

LAS VISITAS REALES A SAX

Visita de los Reyes Católicos a Sax(Dibujo de José antolín)

Visita de los Reyes Católicos a Sax(Dibujo de José antolín)

Las relaciones con los reyes, no solamente cristianos, comenzarían bajo el reino musulmán de Al-Andalus, donde varios de sus gobernantes mandaron fortificar las entradas a sus reinos, y una de ellas era el Valledel Vinalopó, donde Sax se conformaría en lo alto de la peña con una única torre vigía. Personajes como Abd Al-Rahman IIIno se sabe con certeza si pasaría por aquí, pero sí que el califa Almohade, Abu Yusuf Yukub Al-Mansur pasaría por aquí en dirección a Valencia, del mismo modo que, por el camino inverso, Jaime I de Aragón podría pasar por aquí, al igual que Alfonso X el Sabio de Castilla con tal de establecer las fronteras de sus reinos.
a pesar de estos acontecimientos, seguramente las dos visitas reales que se producirían directamente a Sax fueron, primero, la de los Reyes Católicos, ya que si pasaron por Villena y luego por Orihuela, seguramente pararía por aquí. Desde entonces se establece una relación por carta con la casa real muy presente en Sax.
La otra real visita sería en 1858, con la inauguración de la estación de ferrocarril, donde la reina Isabel II pasaría con el tren por la estación, pero no bajaría, aunque rompería el protocolo y estaría media hora más de lo establecido siendo agasajada por los sajeños.
Seguramente otras visitas acaecieron, pero estas son las más sonadas.
Una parte de nuestra historia digna de conservar dentro de un museo.
(las imágenes adjuntas pertenecen al libro de la “Historia de Sax”, publicado en 2005, por la comparsa de Moros.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s