PATRIMONIO INMATERIAL

EL CABILDO. DE CASI BIC AL PELIGRO DE EXTINCIÓN

image

Hoy se celebra en Sax una de las representaciones más importantes de nuestro patrimonio inmaterial. La plaza de San Blas se convierte en protagonista antes de las Fiestas a las 16:00 horas.  No es ni una procesión, ni un desfile, ni un concierto. El Cabildo se celebra en medio de las Navidades, como preámbulo de las Fiestas en honor a San Blas.
El Cabildo es una reunión organizada por la Mayordomía de San Blas que tiene la peculiaridad de ser un reunión de caracter civil que se remonta, según algunos, a la Edad Media, y donde todos los asistentes se enteran y pueden participar en la organización y toma de decisiones sobre las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Blas que se realizan en el mes de febrero del siguiente año. En el Cabildo se tratan temas referentes a las siguientes fiestas y donde se presentan varios aspectos públicamente, además de elegirse al alcalde de fiestas y presentarse a todos los capitanes de las comparsas.
Hace algunos años comenzó a desarrollarse un cabildo paralelo en los cuartelillos, tomando más protagonismo la reunión con los amigos que los aspectos formales de las próximas fiestas.
Todo se puede conjugar a su debido tiempo, pero para saber y decidir sobre nuestras festividades más representativas es preciso acudir al Cabildo.
El Cabildo es uno de los elementos patrimoniales que nos identifica. Único e incomparable y que hace que todos los festeros puedan decidir aspectos sobre las fiestas. Si nuestras fiestas en honor a San Blas son importantes y nos identifican, el Cabildo es una prolongación de esa importancia que se le da a los Moros y Cristianos, donde se pueden decidir muchos asuntos sobre estas.
Vive sus horas bajas de participación, ya que muchos prefieren el Cabildo paralelo que se desarrolla en los cuartelillos. Esto coincide, a su vez, con el interés del Ayuntamiento que presentó, en el año 2010, la propuesta de declaración de este acto como Bien de Interés Cultural en la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana. Por todo esto, se puede considerar un patrimonio en peligro de extinción, pues aunque lo que se intenta es acercar las decisiones sobre las fiestas a todos los festeros, estos prefieren la fiesta paralela, no acudiendo a esa reunión de festeros.
Los Bienes de Interés Cultural suponen los elementos patrimoniales de mayor importancia y protección en la Comunidad Valenciana, como representantes del patrimonio nacional de todos los españoles, pero que es propio del territorio de la Comunidad Valenciana, considerándose como los representanres de la cultura y el patrimonio de la Comunidad. El Cabildo es único, pues un tipo de reunión civil de origen medieval no se celebra en otra parte de nuestro territorio. Sí que es verdad que tanto en Valencia como en Murcia se celebran unos tribunales pero no comparables al Cabildo sajeño. Es inmaterial, lo que hace que solamente exista en la realidad en el momento en el que se realiza cada 26 de diciembre, por lo que si no se acude ese día no se
podrá ver en directo hasta el año siguiente.
Además de otras formas con tal de fomentar la participación en este acto y protegerlo, que pueden pasar por la creación de un museo como el proyecto del Museo de la Villa de Sax, una de las principales formas de conservación y protenciación es asistir y, en el caso que proceda, participar.
De la reunión festera que es se ha desarrollado todo un día de fiesta con música y desfiles, por lo que es un día importante para Sax, donde no hay que olvidar la importancia del Cabildo para Sax.

(Fotografía del diario información)

LAS 13 CAMPANAS DE SAX: las de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción

una de las campanas del campanario con vistas al castillo

una de las campanas del campanario con vistas al castillo

Marcando el ritmo de la vida, las campanas son un elemento realmente importante en la tradición de nuestros pueblos. Nos anuncian los matrimonios, las festividades, el tipo de fallecimiento que ha habido, pero, sobre todo, el paso del tiempo.

En las grandes ciudades, ese paso del tiempo marcado por las campanas no se aprecia, pero en las poblaciones como Sax, o más pequeñas, casi desde cualquier parte del pueblo se escuchan. Ahora, con la desacralización de la población, las campanas poco importan, pero antes eran esenciales, por ello se instalaban en torres, los campanarios, con tal de que se escucharan desde todas las partes del pueblo.

La torre de nuestra iglesia parroquial cuenta muchas historias. El paso del tiempo y de muchos visitantes, obras y reformas han hecho que parezca una máquina del tiempo donde revivir muchas de las historias relacionadas con el templo, pero sobre todo esas cuatro campanas.

13 son las campanas que coronan los edificios religiosos de nuestra localidad, pero el mayor número de campanas lo posee la torre de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción.
Las campanas combinan un importante patrimonio mueble junto a un gran patrimonio inmaterial, puesto que Sax aún vive casi al ritmo de las campanas.

 

LA LEYENDA DE LA TORTUGA DEL CASTILLO

Leyenda de la tortuga del castillo de Sax

Leyenda de la tortuga del castillo de Sax

Existe en Sax una leyenda profética que atrae la mirada de todos los visitantes hacia ese punto de la fortaleza.
Según cuentan los viejos del lugar, cuando el castillo pertenecía a los moros, en él vivía un rey, que tenía una hija, la muchacha más hermosa que nunca habían visto los sajeños. Sus grandes ojos almendrados hipnotizaban a todos los que la miraban y su largo cabello de color azabache desprendía la fragancia de mil flores. Todos los que visitaban el castillo deseaban el amor de la princesa.
En el mismo palacio vivía un oscuro hechicero que todas las noches soñaba con la belleza de la bella mora, hasta el punto que muchas noches no podía pegar ojo. Una noche, desde la más alta ventana de la más alta torre del castillo, cuando el alba comenzaba a romper el horizonte, el hechicero vio como su bella amada iba corriendo hacia un espigón cercano a la puerta del castillo desde donde se divisaba todo Sax, y allí se sentó. ¿Qué estaría esperando la princesa?
El hechicero no podía parar de mirarla, adivinando su cuerpo en la penumbra del alba, hasta que vio como por el camino que comunicaba la villa con el castillo subió el lechero, como todas las mañanas, pero cual fue la sorpresa del hechicero, que el lechero tiró desesperadamente toda la leche y corrió hasta los brazos de la princesa, fundiéndose en un apasionante beso, creyendo que nadie les veía.
El hechicero enfureció de tal modo que invocó toda su magia, los amantes quisieron huir, esconderse, pero fue demasiado tarde, puesto que el hechicero les mandó un rayo fulminante que convirtió a la princesa en una aguja solitaria de piedras con la mirada hacia al horizonte, para que nunca volviera a ver a su amante de frente, mientras que el lechero se convirtió en una tortuga de piedra, postrada a los pies de la princesa, con tal de que el amor que se tenían fuera lo más lento posible.
Cada año dicen que se van acercando los amantes y dicen que algún día se darán el beso que los despertará, pero, mientras tanto, el hechicero perdió a su amor, pero nunca más ningún otro lo tendría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s